Por un aborto libre y compartido

El aborto es legal y puede llegar a ser libre y gratuito en los países del primer mundo a condición de que jamás lo sea en los países pobres. El aborto ilegal es la forma sistémica de control sobre el cuerpo de las mujeres, con la que se asegura mano de obra barata, es decir, si no producimos aquí esa mano de obra, se aseguran de producirla donde realmente hace falta, donde existen fábricas a coste cero o donde, cuando es necesitada en el primer mundo, disimulan en la frontera y sólo llegan los que no mueren.

Seguir pidiéndole al Estado la despenalización del aborto es participar de este juego de robo sobre la emancipación sobre nuestros úteros, sobre los úteros de las demás, ¿qué ha sido de lo de mientras exista una mujer oprimida todas lo estamos? ¿Se queda de la aduana para dentro?

La despenalización en un Estado legitima la penalización que lleva otro a cabo en el momento que lo reconocemos como institución regulatoria. Recuperar las redes de conocimiento, de apoyo, de autogestión sobre nuestra vida es la única herramienta que podemos expropiar y que serán incapaces de robarnos hasta que nos quemen vivas a todas.

Aprendamos a abortar y no cedamos la soberanía sobre nuestro cuerpo, jamás. Jamás cedamos la soberanía del cuerpo de las demás.

Anuncios

2 comentarios sobre “Por un aborto libre y compartido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s